Como limpiar brochas

 

Ya sean brochas para maquillaje, para pintar paredes, para limpiar herramientas o cualquier otro uso medio que se le dé, lo que sí hay que tomar en cuenta es que deben de estar impecables para que no contaminen la superficie por la cual se está pasando o utilizando, evitando así un resultado inesperado.

Entonces, teniendo en cuenta lo dicho anteriormente, llegamos a la conclusión que sería muy útil dejar un hilo o un post donde se pueda ojear y tomar en cuenta algunos tips para poder limpiar los diferentes tipos de brochas en distintos casos específicos. Los métodos son los siguientes:

Limpiar esponja de maquillaje

Si bien algunas esponjas de maquillaje suelen tener una vida útil más larga que otras, pero al fin y al cabo, siempre terminan manchándose de polvo de maquillaje sin importar si duran meses o años. Te enseñaremos a cómo limpiar el residuo de polvo de maquillaje que no quisieras volver a polvorearte cuando uses la esponja, a continuación:

  1. Moja la esponja con agua.
  2. Rocía algunas gotas de jabón líquido neutro sin esencias o jabón en polvo en una poca cantidad.
  3. Frota y aprieta levemente para que la esponja haga espuma.
  4. A medida que haga espuma, moja de nuevo la esponja con abundante agua para que esta salga.
  5. De ser necesario, repite el proceso hasta que la espuma salga lo más limpia posible, lo que indica que los restos de polvo de maquillaje ya no estarían presentes en la esponja.
  6. Deja secar la esponja libremente al aire.

Con este rápido proceso, te aseguras de que la esponja quede mucho más limpia y evitas mezclar los colores del maquillaje que deba aplicarte en dicho momento.

Limpiar brochas de pintura

Dependiendo del tipo de pintura, si es de agua, de caucho, de aceite, acrílica, entre otras; su proceso puede ser diminutamente distintos, sin embargo, te enseñaremos uno que sería eficaz con todos los casos en que una brocha debe ser limpiada con diferentes tipos de pintura.

  1. Aun con la brocha llena de pintura, coloca un papel absorvente debajo de ella y deja que la pintura escurra.
  2. Sumerje la pintura en alcohol, tiner o vinagre durante 1 hora.
  3. Saca la brocha y con ayuda de un chorro de agua y un cepillo, moja y cepilla desde la nariz hasta la punta de las cerdas, tal cual como si peinas el cabello de alguna persona. Así te aseguras de eliminar grumos o pelotas de pintura que quedan entre las cerdas de la brocha.
  4. Después de eliminar la mayor o toda la parte de pintura, coloca la brocha en agua y hierve durante unos pocos minutos.
  5. Peina las cerdas de la brocha para que tomen su forma natural lo más parecido posible al mismo tiempo que no quedan pegadas las unas a las otras.
  6. Seca con un paño viejo, que no utilices y guarda en el lugar correspondiente.

Una forma muy común para que la brocha obtenga una vida útil lo más larga posible en óptimo funcionamiento.

Limpiar brochas de maquillaje

Con una función muy similar al de la esponja de maquillaje, la brocha de maquillaje suele adoptar restos de polvo anteriormente utilizado, algo muy malo para la persona que desee utilizar la brocha con maquillaje de otro color y otra textura. Para evitar este desastre de colores, los métodos a seguir para limpiar la brocha de maquillaje son los siguientes:

  1. Lava la brocha con agua de chorro o grifo, donde la brocha quede boca abajo para evitar que le entre agua en el mango y a su vez evitar que las cerdas se despeguen.
  2. Coloca jabón en tu mano y enjuaga y frota en forma circular.
  3. Repite el proceso de enjuagado tantas veces sea posible hasta que el agua sea transparente y la espuma, blanca, lo que indica que ya los restos de polvo anterior han desaparecido. Nunca dejes de tomar en cuenta que las brochas deben ir en sentido hacia abajo.
  4. Coloca las brochas a secar sobre un paño absorbente y de una forma angulada con la ayuda de un taco para evitar que el agua llegue hasta el mango.
  5. Por último, realiza el mismo movimiento circular en las cerdas pero con la ayuda de una servilleta o paño seco, limpio y de manera muy suave.

La brocha quedará muy suave y sedosa, lista para volver a ser utilizada sin hacer un carnaval en el rostro de la persona.

Limpiar brochas de maquillaje casero

Qué incomodo es tener que ir al supermercado o a la tienda a comprar algún producto para limpiar las brochas de maquillaje en tu casa, y más incómodo aún es que el producto sea químico, limpie menos las brochas que un producto casero y además las dañe. Para evitar todos estos engorrosos procesos, a continuación, te encontrarás con algunos métodos muy simples y económicos para poder limpiar las brochas en tu casa.

  1. Vierte agua en un recipiente de vidrio, por lo menos a 4 dedos de altura.
  2. Añade dos cucharadas de jabón líquido neutro.
  3. Añade tres cucharadas de aceite de coco.
  4. Revuelve hasta que se disuelvan los productos y quede una mezcla homogénea.
  5. Coloca las brochas dentro del recipiente con la solución y deja remojando durante dos minutos.
  6. Saca las brochas y enjuágalas con agua de grifo, ayudando así a sacar el exceso de jabón y de maquillaje anterior que haya quedado.
  7. Por último, seca las brochas con una servilleta pero de una manera como si estuvieses pintando la toalla de papel con la brocha misma.

La brocha dejará un pequeño rastro en forma de acuarela en la servilleta, lo que indica que está limpia casi en su totalidad.

Limpieza de brochas de maquillaje de pelo sintético

Los pelos sintéticos  de las brochas de maquillaje no suelen ser tan distintos de los pelos naturales, pues cumplen la misma función. Al igual que su cuidado suele ser la mayoría de las veces bastante parecido y similar. Te enseñaremos algunos pasos a seguir para poder limpiar los pelos sintéticos de las brochas de maquillaje.

  1. Rocía aceite de oliva sobre los pelos sintéticos de la brocha de maquillaje para eliminar los agentes oleosos.
  2. Coloca la brocha bajo un grifo y enjuaga con suficiente agua. Toma en cuenta que la dirección en la que debe ir la brocha es boca abajo, para evitar que el mango se moje y se pudra.
  3. Realiza movimientos circulares con la brocha sobre la mano o dedo para realizar una limpieza profunda de los pelos.
  4. Enjuaga y aprieta un poco las fibras deslizando hacia afuera, para que el pincel recobre su posición original.
  5. Enjuaga con jabón líquido neutro o champú sin esencia.
  6. Lava con abundante agua nuevamente.
  7. Sacude la brocha para que suelte lo más posible el agua que retiene y deja secar y escurrir en un envase seco al aire libre durante varias horas, tomando en cuenta una inclinación alta de la nariz y baja en las cerdas.

Limpiar brochas de maquillaje con vinagre

Las brochas de maquillaje son, en las mujeres, un utensilio de uso extremadamente común. Tanto es su uso, que los distintos colores de polvo pueden hacer que el rostro de la mujer parezca un carnaval cuando se mezclan entre las cerdas. Para ello, existen formas para limpiar las brochas, y una de las más eficientes es utilizando vinagre para su limpieza. Te mostraremos la forma de limpiar el instrumento, a continuación:

  1. Hierve una taza de agua.
  2. Añade una cucharada de vinagre blanco.
  3. Bate y remueve fuerte.
  4. Sumerge las brochas durante 30 minutos.
  5. Saca las brochas o pinceles y lávalos con agua bastante caliente, seguidamente de agua fría.
  6. Sacude para quitar el exceso de agua y coloca las brochas o pinceles a secar al aire libre con las cerdas hacia abajo, para evitar que el agua quede en el mango y lo pudra.

Limpiar brochas de maquillaje con glicerina

La glicerina es un compuesto de varios productos, entre los cuales se encuentran los vegetales. Sus propiedades para la limpieza son bastante potentes, además de carecer de esencia o fragancia, dejando unos resultados extraordinarios con una espumosidad muy mínima. Entonces, nos topamos con el jabón de glicerina, el cual es utilizado en muchas ocasiones para limpiar las brochas de maquillaje, y te damos una guía rápida a continuación:

  1. Lava el pincel o la brocha con abundante agua tibia.
  2. Frota las cerdas del pincel sobre la superficie del jabón de glicerina.
  3. Puedes usar los dedos para frotar las cerdas de la brocha, o en su defecto, utilizar una esponja especial para brochas y pinceles, la cual es muy recomendada.
  4. Lava de nuevo con abundante agua de igual manera utilizando la yema de los dedos o la esponja especial para brochas, aún estando bajo el agua.
  5. Lava bien hasta que el agua y/o la espuma sea de color transparente, es decir, ya no salga el color del polvo acumulado.
  6. Deja secando al aire libre sobre una toalla de papel, o en su defecto, en un envase plástico de manera que la nariz del pincel quede quede arriba y las cerdas hacia abajo.

La glicerina es el producto más recomendado para dar limpieza y pulcritud a los pinceles de maquillaje.

Limpiar brochas de maquillaje con bicarbonato

El bicarbonato se utiliza en un sin fin de ocasiones para ayudar a la limpieza de cualquier tipo de superficie y materiales, y las brochas de maquillaje no son la excepción. Te ayudaremos con los pasos que debes seguir para dejar tus pinceles como nuevo, y el procedimiento es el siguiente:

  1. Llena un recipiente de agua, lo suficiente como para que todas las brochas o pinceles quepan dentro.
  2. Añade bicarbonato a una medida una cucharada por cada litro de agua.
  3. Remueve bastante bien para que el bicarbonato se disuelva por completo.
  4. Introduce todas las brochas dentro del recipiente con la solución y deja remojando las mismas durante tres o cuatro horas.
  5. Pasado el tiempo, saca las brochas y lava con abundante agua fría. Frota, escurre sus cerdas y coloca a secar al aire libre de manera que las fibras queden boca abajo.

La limpieza durante este tiempo depende también de la continuidad del uso que se le dé a la brocha. Lo idea es realizar el proceso de limpieza cada dos semanas como máximo.

Limpiar brochas de maquillaje ovaladas

Las brochas ovaladas son aquellas cuya posición de las cerdas son más circulares  que otras, pero no en redondo perfecto, pero siguen siendo al fin y al cabo, brochas. Su forma de limpiarlas no difiere de las otras aunque sean rectangulares, cuadradas o triangulares. la razón radica en que sin importar la forma del mango o la base, se necesita formar una forma circular al momento de limpiarlas para que de estar manera la base de las cerdas donde están adheridas las mismas no sufran tanta distancia de su punto de inicio. Además, al realizar círculos al momento de la limpieza, hace que el agua y los productos limpiadores penetren mejor por todos los ángulos de las fibras. Por ello, la limpieza de las brochas de maquillaje ovaladas se realiza de forma circular.

Limpiar brochas de pintura

Existen pasos a seguir para poder limpiar correctamente una brocha después de ser utilizada para pintar:

  1. Evita que la pintura se seque, y sumerge en agua inmediatamente dejes de pintar.
  2. Enjuaga con agua y jabón líquido.
  3. Deja remojando dentro del agua con jabón durante unos 20 minutos.
  4. Con la ayuda de un cepillo, cepilla las cerdas de la brocha en la misma dirección de las mismas.
  5. Vuelve a enjuagar pero sólo con agua.
  6. Coloca a secar la brocha al aire libre con las cerdas hacia abajo durante varias horas.

Como limpiar brochas con pintura de aceite, pintura seca, pintura acrílica o pintura barniz

Cuando se realiza un trabajo con alguna pintura de estos tipos, siempre es un lastre cuando se va a limpiar la brocha utilizada, puesto que los componentes de dicha pintura se adhieren firmemente a las cerdas cuando se secan. A continuación, te dejaremos un hilo donde puedes poner en práctica algunos pasos para deshacerte de la pintura de aceites, seca, acrílica o barniz en las fibras de las brochas.

  1. En un recipiente, coloca suficiente disolvente, como por ejemplo el thinner, de manera que al introducir la brocha, quede totalmente sumergida.
  2. Sumerge la brocha dentro del recipiente con thinner y deja remojar durante varias horas. Así te aseguras que el disolvente ha penetrado arduamente en la pintura y la ha ablandado.
  3. Retira la brocha enjuaga con bastante agua y jabón.
  4. Luego, con la ayuda de un cepillo, peina las cerdas de la brocha en la misma dirección en la que se encuentran.
  5. Vuelve a enjuagar con agua y jabón.
  6. Coloca la brocha al aire libre, boca abajo para que escurra el agua durante varias horas hasta que quede seca por completo.
  7. Si las cerdas quedaron un poco tiesas y duras, aplica agua con acondicionador de cabello y enjuaga para que vuelva la suavidad a las fibras.

Limpiar brocha con disolvente

El disolvente es utilizado en muchas ocasiones para disolver el cuerpo y la densidad de alguna pintura, por consiguiente, también se utilizar para hacerla disolver lo más posible. Por ello se utiliza casi siempre para limpiar las brochas después de ser usadas para pintar. Te mostraremos algunos métodos eficaces para limpiar la brochas con disolvente:

  1. Lava con agua y jabón la brocha a penas terminas de utilizarla para pintar.
  2. Sumerge la brocha en un recipiente que contenga disolvente suficiente para cubrir la brocha entera.
  3. Deja remojando la brocha en el disolvente durante el tiempo necesario para que se disuelva la pintura.
  4. Extrae la brocha del recipiente y enjuaga de nuevo con agua y jabón.
  5. No olvides peinar las cerdas de la brocha en el mismo sentido de origen con un cepillo.
  6. Coloca la brocha a secar al aire libre hasta que quede seca por completo.

Limpiar brocha de sombras

  1. En un recipiente, mezcla agua y jabón líquido y champú.
  2. Introduce la brocha de sombras a remojar durante 15 minutos.
  3. Pasado el tiempo, extraje la brocha y frota con la yema de los dedos debajo de un chorro de agua de grifo para quitar el jabón o el champú.
  4. Luego, mezcla agua con acondicionador para cabello y remoja la brocha durante 5 minutos.
  5. Extrae de nuevo la brocha y enjuaga solo con agua.
  6. Coloca la brocha a secar al aire libre durante unas horas hasta que se seque por completo.

Limpiar brocha con aguarrás

El aguarrás, al igual que el thinner, es un disolvente potente capaz de disolver el cuerpo de la pintura. Para ello, te dejaremos algunos tips que te pueden ayudar a limpiar los pinceles o brochas con este producto.

  1. Lava con agua y jabón la brocha a penas terminas de utilizarla para pintar.
  2. Sumerge la brocha en un recipiente que contenga aguarrás suficiente para cubrir la brocha entera.
  3. Deja remojando la brocha en el aguarrás durante el tiempo necesario para que se disuelva la pintura.
  4. Extrae la brocha del recipiente y enjuaga de nuevo con agua y jabón.
  5. No olvides peinar las cerdas de la brocha en el mismo sentido de origen con un cepillo.
  6. Coloca la brocha a secar al aire libre hasta que quede seca por completo.
  7. De ser necesario, remoja la brocha en agua y acondicionador para cabello durante 5 minutos y luego lava de nuevo. Este procedimiento en caso de que la brocha quede tiesa o dura después de su aseo.

Limpiar brocha de afeitar

La brocha de afeitar no se usa con ningún producto extraño que no sea espuma de afeitar o jabón, por tanto su limpieza es extremadamente sencilla, y te enseñaremos cómo realizarla de la manera más fácil.

  1. Remoja la brocha de afeitar durante cinco minutos en agua tibia.
  2. Frota de manera circular contra tu mano.
  3. De ser necesario, enjuaga con jabón.
  4. Vuelve a mojar con bastante agua.
  5. Golpea un poco la brocha para escurrir el exceso de agua.
  6. Coloca la brocha a secar al aire libre con las cerdas hacia abajo.

Limpiar brocha de base

  1. Enjuaga la brocha con abundante agua.
  2. Restrega la brocha contra la superficie de un jabón de glicerina.
  3. Con la ayuda de la yema de tus dedos, frota en forma circular las cerdas de la brocha.
  4. Cuando deje de soltar los residuos de color, vuelve a enjuagar colo con agua,
  5. Escurre y deja secando durante el tiempo necesario para que se seque totalmente.