Como limpiar bronce

Uno de los metales más comunes en el planeta Tierra es el bronce, con un color un tanto opaco, mezcla de unos tonos marrones con amarillos y naranjas, Utilizados en muchas ocasiones en estatuas, estatuillas, como conductor de electricidad, entre muchos otros usos. El día de hoy te venimos a hablar de cómo realizar una correcta limpieza de aquellos objetos cuya superficie es de cobre, para que no se vea manchado, sucio o descuidado.

Limpiar bronce muy sucio

La limpieza del bronce es muy sencilla y no quita mucho tiempo. Para ello, te dejaremos algunos pasos a seguir para que dicho proceso no sea un martirio.

  1. Lava el objeto de bronce con agua tibia, para eliminar cualquier capa de polvo que este contenga.
  2. Coloca dos cucharadas de bicarbonato de sodio en un recipiente.
  3. Añade un poco de zumo de limón, con lo cual se creará una reacción burbujeante. Luego se formará una mezcla en forma de pasta. De ser necesario, añade un poco más de zumo de limón.
  4. Aplica la mezcla de pasta al objeto de bronce. Puedes hacerlo con un paño seco o con las manos utilizando guante de látex o goma.
  5. Frota con un paño y de forma circular, toda la pasta sobre la superficie de bronce para limpiarlo y pulirlo.
  6. Deja la pasta aplicada en el bronce durante media hora.
  7. Lava el bronce con agua tibia para eliminar la pasta y que el objeto de bronce recupere su pulido y brillo.
  8. Si la suciedad no desaparece por completo, repite el proceso.

Una forma casera, rápida y eficiente para limpiar y pulir tus objetos de bronce.

Limpiar bronce oxidado

El bronce oxidado es un poco difícil de encontrar hoy día, sin embargo, te daremos algunos pasos y tips para que te deshagas de es cáncer en tus objetos valiosos.

  1. Lava los objetos con agua y jabón.
  2. Coloca agua y jabón en un recipiente.
  3. Recorta pliegos de papel aluminio bastante pequeños.
  4. Moja los recortes de papel aluminio en el agua con jabón y frota los objetos de bronce con el papel aluminio.
  5. De ser necesario, frota varias veces, pero de forma leve para deteriorar la superficie de bronce.
  6. Lava de nuevo los objetos con agua para eliminar los residuos y manchas por completo.

Limpiar bronce envejecido

Sí, por norma general, los objetos de bronce son bastante cotizados cuando forman parte de la antiguedad, pero no así cuando se ven tan descuidados y envejecidos. A continuación, te toparás con algunos métodos bastante simples y económicos para que los objetos de bronce, por más anticuados que sean, recobren su juventud.

  1. Mezcla en un recipiente plástico, harina, sal y vinagre hasta que se forme una pasta blanda.
  2. Con la ayuda de un pincel, empapa la mezcla sobre toda la superficie de bronce en cuestión.
  3. Deja la pasta reposar sobre el bronce por los menos unos 10 minutos.
  4. Lava los objetos de bronce con solamente agua de grifo.

Notarás como el bronce recobra su brillo y su juventud de una forma inimaginable.

Limpiar bronce ennegrecido

Los metales que se utilizan como exhibición en estatuas, cadenas, pulseras, entre otros, sobre todo el bronce, luego de un tiempo, toman una tonalidad negra, como de sucio o mancha. A continuación, te enseñaremos cómo alejar esa tonalidad negra del bronce que deseas presumir.

  1. Lava el bronce con agua caliente para que la tonalidad negra se ablande.
  2. Coloca pasta dental sobre la superficie de bronce y con la ayuda de un paño o cepillo dental infantil, frota en forma circular.
  3. Luego lava de nuevo con agua caliente para eliminar los restos de pasta dental.
  4. Si la tonalidad negra persiste, puedes utilizar otro método mezclando vinagre, amoníaco y agua.
  5. Mezcla estos tres últimos ingredientes para formar una solución en forma de pasta.
  6. Rocía la pasta sobre el bronce y deja actuar por unos 10 minutos.
  7. Lava de nuevo para eliminar los restos de la mezcla sólo con agua caliente.

El bronce dejará su tonalidad ennegrecida para volver a recuperar su tonalidad propia de bronce.

Limpiar bronce fácil y rápido

Los pasos para limpiar de forma fácil y muy rápido el bronce son los siguientes:

  1. Mezcla en un recipiente plástico, harina, sal y vinagre hasta que se forme una pasta blanda.
  2. Con la ayuda de un pincel, empapa la mezcla sobre toda la superficie de bronce en cuestión.
  3. Deja la pasta reposar sobre el bronce por los menos unos 10 minutos.
  4. Lava los objetos de bronce con solamente agua de grifo.

Limpiar bronce con ácido

El ácido más utilizado para remover la suciedad del bronce es el ácido muriático. Es un ácido extremadamente potente, y por tanto, dependiendo de lo grande del objeto de bronce que tengamos y de la cantidad de ácido que poseamos, se puede aplicar para poder limpiarlo de forma inimaginablemente fácil. Si el objeto es muy pequeño, basta con vertir el ácido muriático en un recipiente pequeño donde quepa el objeto completo de bronce y se sumerja en su totalidad. Tan sólo con sumergirlo 3 veces cada vez por unos 2 segundo, y luego lavarlo, tendrás unos resultados espectaculares. Si el objeto de bronce es muy grande, entonces se recomienda mezclar el ácido con agua dentro de un spray, para luego rociarlo y con la ayuda de una esponja, ir frotando toda la superficie. No debe dejarse el ácido mucho tiempo al contacto con el bronce porque daña su superficie. A medida que se vaya rociando y restregando con la esponja, se debe ir lavando con agua. Así obtendrás una superficie de bronce bastante limpia y cuidada.

Limpiar bronce pintado

Muchos objetos de color bronce no son necesariamente fabricados con este metal, pues algunos poseen una pintura de dicho color, y a continuación te dejaremos un hilo donde podrás limpiar objetos con esta condición:

  1. Lava el bronce con agua caliente para que la tonalidad negra se ablande.
  2. Coloca pasta dental sobre la superficie de bronce y con la ayuda de un paño o cepillo dental infantil, frota en forma circular.
  3. Luego lava de nuevo con agua caliente para eliminar los restos de pasta dental.

Evitar frotar con fuerza pues eliminarás la capa de pintura de bronce que cubre el objeto.

Limpiar bronce con bicarbonato

El bicarbonato es uno de los productos más comunes como uso para la limpieza, y el bronce no es la excepción de su uso. Los pasos y métodos para limpiar el bronce con bicarbonato son los siguientes:

  1. Elimina el polvo que se haya podido acumular en la superficie de bronce con un trapo o paño húmedo.
  2. Coloca dos cucharadas de bicarbonato en una taza o recipiente pequeño y añade jugo de limón puro exprimido directamente de la fruta.
  3. Mezcla los ingredientes hasta formar una pasta.
  4. Con la ayuda de un pincel, restriega toda la solución sobre el objeto de bronce, dejando actuar la pasta por unos 20 minutos.
  5. Al transcurrir el tiempo indicado, lava los objetos de bronce con agua tibia y seca con un paño seco y limpio.

El bicarbonato asegura que los objetos se deshagan de toda aspereza y quita las manchas del mismo.

Limpiar bronce antiguo

Es muy ostentoso y decorativo poseer estatuillas de bronce y cosas antiguas para decorar nuestro entorno. A continuación te dejaremos algunos tips para que logres tratar la limpieza del bronce antiguo de una manera muy sencilla, rápida y eficaz:

  1. Mezcla en un recipiente plástico, harina, sal y vinagre hasta que se forme una pasta blanda.
  2. Con la ayuda de un pincel, empapa la mezcla sobre toda la superficie de bronce en cuestión.
  3. Deja la pasta reposar sobre el bronce por los menos unos 10 minutos.
  4. Lava los objetos de bronce con solamente agua de grifo.

Notarás como el bronce recobra su brillo y su juventud de una forma inimaginable.

Limpiar bronce con amoniaco

Un compuesto muy potente como el amoniaco es un ingrediente espléndido para limpiar el bronce, con la cautela de que puede dañar la superficie del mismo. Por tanto, te enseñaremos a cómo diluirlo para que te brinde su potente propiedad limpiadora.

  1. Lava el bronce con agua y jabón para eliminar cualquier capa de polvo.
  2. En un recipiente pequeño, vierte agua caliente, añade amoníaco y un poco de vinagre.
  3. Mezcla hasta que se diluya en su totalidad y componga una mezcla homogénea.
  4. Con un paño pequeño o pincel, aplica la mezcla sobre el bronce.
  5. Deja actuar durante 5 minutos.
  6. Lava de nuevo el bronce pero sólo con agua caliente.

El bronce quedará tan brillante como el primer día.