Limpiar el acero inoxidable

 

El acero inoxidable es un material de uso común en electrodomésticos caseros y algunas prendas, el cual brinda una durabilidad y longevidad a los aparatos bastante larga, además de dar un aspecto bastante sobrio y elegante. Cuenta también con una película que cubre el material mismo de manchas, óxido, etc.

Sin embargo, el acero inoxidable no es blindado, y de no mantenerlo en cuidado, puede sufrir alguna avería. Te enseñaremos a continuación algunos pasos a seguir cuando te veas en aprietos con este dichoso material de metal.

 

Limpiar acero inoxidable manchado

 

Luego de un constante uso, el acero inoxidable puede ensuciarse de mugre, manchas o pegostes. Te enseñaremos algunos métodos para limpiarlos firmemente, a continuación.

 

  1. Lava y enjuaga con agua y jabón y una esponja toda la superficie del metal.
  2. Rocía un poco de bicarbonato de sodio y aplica vinagre.
  3. Deja el vinagre actuar durante 10 minutos.
  4. Se formará una reacción espumosa, con lo cual, con la ayuda de un cepillo de cerdas suaves o una esponja, frota la superficie del acero inoxidable.
  5. Algunas superficies de acero inoxidable poseen patrones de dirección, en este caso, garantiza de restregar en el mismo sentido.
  6. Lava de nuevo toda la superficie para eliminar cualquier resto de la solución.
  7. Seca todo el acero con un trapo seco y limpio.

 

¡Adiós manchas. Hola pulcritud!

 

Limpiar acero inoxidable oxidado

 

Aunque se le llama acero inoxidable, no es literalmente porque sea inmune al óxido, sino que tiene una gran capacidad de evadirlo. En ocasiones, el metal puede obtener al paso del tiempo, una película de óxido, y te enseñaremos cómo removerla con unos pasos muy simples.

 

  1. Consigue aceite removedor en aerosol. Sí, es un producto químico.
  2. Rocía el aceite sobre la superficie de acero oxidada.
  3. Con la ayuda de un papel de lija muy fina, frota con cuidado toda la parte manchada de óxido.
  4. Por último, limpia con una toalla de papel o servilleta.
  5. En caso de no confiar o no querer utilizar productos químico, puedes recurrir al bicarbonato de sodio y zumo de limón.
  6. En una taza, coloca polvo de bicarbonato de sodio.
  7. Añade zumo de limón.
  8. Revuelve hasta formar una pasta.
  9. Con la ayuda de un pincel, lleva la pasta hasta la superficie dañada.
  10. Deja actuar la mezcla de pasta durante 10 minutos.
  11. Limpia con una servilleta o toalla de papel.

 

De esta manera te aseguras de eliminar cualquier rastro de óxido que intente adherirse a la superficie de acero inoxidable.

 

Limpiar acero inoxidable de cocina

 

Cada vez que se utiliza la cocina para hacer los desayunos, almuerzos, meriendas o cenas, terminan quedando residuos de comida, adobo, vegetales, aceite, vinagre, entre muchos otros sobre la superficie de acero inoxidable en aquellas cocinas que lo contengan. Los pasos para deshacerte de esta engorrosa suciedad, son las siguientes:

 

  1. Mezcla agua y jabón y frota con una esponja sobre la parte de acero inoxidable de la cocina.
  2. Seca con un trapo.
  3. Rocía bicarbonato de sodio sobre la misma superficie.
  4. Añade vinagre de manera dispersa. Deja actuar por unos 10 minutos.
  5. La mezcla de estos productos formará una solución pastosa y espumosa.
  6. Frota con una cepillo de diente o esponja suave, toda la superficie de metal anteriormente rociada.
  7. Seca con un paño seco o toalla de papel.
  8. Pasa un trapo húmedo y luego vuelve a secar, de manera que se elimine todo resto de solución y mugre.

 

 

Limpiar acero inoxidable dorado

 

Mayormente visto en cadenas y pulseras, el acero inoxidable a veces tiende a tener un color dorado, debido a una pintura especial o baño químico que lo hace tornarse hacia dicha tonalidad. El cuidado y limpieza no difiere mucho del acero inoxidable común, pero sí habría que tener en cuenta uno que otro tip para no estropear el tono dorado que le pertenece al metal.

 

  1. Lava la superficie de metal de acero inoxidable de tono dorado con agua y jabón.
  2. De ser necesario, utiliza pasta dental con un cepillo de diente y frota levemente.
  3. Otro método es utilizar zumo de limón con jabón en una concentración bastante diminuta, y realiza la limpieza con una esponja suave.
  4. No dejes que la solución repose ni penetre sobre el metal.
  5. Enjuaga con agua y seca con un paño o toalla de papel.

 

Presiona AQUI para LEER sobre >>>  Como limpiar manchas de tinta

De esta manera evitas quitar la tonalidad dorada del acero inoxidable y garantiza su limpieza quedando como nuevo.

 

Limpiar acero inoxidable para que brille

 

Existen muchos métodos para dejar reluciente y brillante la superficie de acero inoxidable, sin embargo, siempre nos decantamos por métodos caseros y muy económicos a la hora de realizar este proceso, y esta no es la excepción. A continuación, tendrás varios tips para dejar pulido tu metal:

 

  1. Lava el acero con agua y jabón.
  2. Ubica un pulidor de metales y frota con una paño seco bastante suave.
  3. De no utilizar productos químicos, opta por usar pasta de diente con un cepillo suave y frota gentilmente toda la superficie.
  4. Lava con agua de manera que quites toda la pasta dental usada.
  5. Rocía un poco de aceite para cocina y con la ayuda de un paño seco suave, frota el metal.
  6. Seca con otro paño limpio.

 

 

Limpiar acero inoxidable quemado

 

Visto normalmente en las ollas de cocina, en ocasiones, el acero inoxidable logra quemarse por estar expuesto al fuego. Te daremos algunos consejos para que te deshagas de las quemaduras en las superficies de acero inoxidable, a continuación:

 

  1. Crea una mezcla de 1 taza de agua y 1 taza de vinagre.
  2. Añade una cucharada de bicarbonato de sodio y mezcla para obtener una mezcla bastante concentrada.
  3. En caso de ser una olla lo que se busca limpiar, vierte la mezcla dentro de la misma.
  4. Rocía la mezcla sobre la superficie, riégala y coloca a calentar durante 5 o 10 minutos según sea el caso. Si es una olla, hasta que la mezcla hierva.
  5. Quita el acero del calor o del fuego y con la ayuda de una esponja o espátula, levemente, quita las quemaduras de la superficie de acero, que normalmente, tienen forma de costras.
  6. Lava el acero inoxidable, y aun mojado, rocía de nuevo bicarbonato de sodio, pero esta vez, sólo ese ingrediente.
  7. Enjuaga con una esponja para quitar las manchas que las quemaduras hayan dejado.
  8. Lava con agua y jabón y seca inmediatamente.

 

Limpiar acero inoxidable manchado de óxido

 

El tiempo no pas en vano, y los objetos y materiales también sufren las consecuencias. El óxido también se nota en una superficie de acero inoxidable al pasar el tiempo. Pero todo tiene solución. Los métodos eficaces y efectivos para deshacerte de las manchas de óxido en una superficie de acero inoxidable son los siguiente:

 

  1. Hazte con un aceite removedor en aerosol. No importa que sea un producto químico.
  2. Rocía el aceite sobre la superficie de acero oxidada.
  3. Con la ayuda de un papel de lija muy fina, frota con cuidado toda la parte manchada de óxido.
  4. Limpia con una toalla de papel o servilleta.
  5. Si no te gusta usar productos químicos o no dispones del dinero suficiente, puedes optar por el bicarbonato de sodio y zumo de limón.
  6. En una taza, coloca polvo de bicarbonato de sodio.
  7. Añade zumo de limón.
  8. Revuelve hasta formar una pasta.
  9. Con la ayuda de un pincel, lleva la pasta hasta la superficie dañada.
  10. Deja actuar la mezcla de pasta durante 10 minutos.
  11. Limpia con una servilleta o toalla de papel.

 

Limpiar acero inoxidable quemado

 

  1. Crea una mezcla de 1 taza de agua y 1 taza de vinagre.
  2. Añade una cucharada de bicarbonato de sodio y mezcla para obtener una mezcla bastante concentrada.
  3. En caso de ser una olla lo que se busca limpiar, vierte la mezcla dentro de la misma.
  4. Rocía la mezcla sobre la superficie, riégala y coloca a calentar durante 5 o 10 minutos según sea el caso. Si es una olla, hasta que la mezcla hierva.
  5. Quita el acero del calor o del fuego y con la ayuda de una esponja o espátula, levemente, quita las quemaduras de la superficie de acero, que normalmente, tienen forma de costras.
  6. Lava el acero inoxidable, y aun mojado, rocía de nuevo bicarbonato de sodio, pero esta vez, sólo ese ingrediente.
  7. Enjuaga con una esponja para quitar las manchas que las quemaduras hayan dejado.
  8. Lava con agua y jabón y seca inmediatamente.